La risa es el sonido del alma bailando

jueves, marzo 28, 2013



“La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano” como bien decía el novelista francés, Victor Hugo.  Pues nosotr@s estamos aquí para sacar todas las risas que sean posibles y estén a nuestro alcance o como mínimo haceros compañía en el camino que tenemos que recorrer.


En algunas situaciones hasta reír se hace difícil, no es la risa más adecuada o se hace por mero compromiso. Eso no debería ser así, hoy en día disponemos de grandes terapeutas que nos acercan a un mundo de técnicas para romper esa barrera y muchas otras. Por mi parte, os hablo de la Risoterapia, para que la conozcáis y veáis en que puede ayudar.




La RISOTERAPIA es una técnica psicoterapéutica que produce beneficios mentales y físicos a través de la risa. Uno de los objetivos es desdramatizar las situaciones de la vida, desarrollando el espíritu competitivo y optimista. Aprender a tener una mejor visión de uno mismo, del propio entorno y de las capacidades limitadas tanto de uno mismo como de la vida.

Esta técnica consiste en reír de forma natural, como los niños, a través de la expresión corporal, juegos, danzas, ejercicios de respiración, masajes, etc.  Se practica de forma grupal para aprovechar el contagio de la risa de una persona a otra. 


Una risa profunda, verdadera, potencia el sistema inmunológico, fortalece el corazón, reduce la presión arterial, aumenta el riego sanguíneo, tonifica los músculos, aumenta la capacidad pulmonar, elimina toxinas, reduce el colesterol, alivia el dolor, el insomnio, previene problemas cardiovasculares y respiratorios... Cuando reímos liberamos endorfinas, las responsables de la sensación de bienestar, adrenalina, que potencia la creatividad y la imaginación, dopamina, que mejora el estado de ánimo y la agilidad mental y serotonina, potente antidepresivo. Reír también reduce los niveles de cortisol en las personas que sufren mucho estrés.


Se utiliza la risa con el fin de eliminar bloqueos emocionales, físicos, mentales, sexuales, sanar nuestra infancia, como proceso de crecimiento personal. Se crea un espacio para estar con uno mismo, vivir el aquí y ahora, estar en el presente, ya que cuando reímos es imposible pensar, nos ayuda a descubrir nuestros dones, abrirnos horizontes, vencer los miedos, llenarnos de luz, de fuerza, de ilusión, de sentido del humor, de gozo y aprender a vivir una vida positiva, intensa, sincera y total, como los niños.


 

Después de una sesión, es inevitable sentirse pleno, amoroso, tierno, alegre, vital, energético y un sinfín de sentimientos positivos. Parece mentira cómo un método tan sencillo como es la risa puede aportarnos tanto, la Risa es la Mejor Medicina.




 

Para empezar a aplicar todos los efectos beneficios sólo tenemos que hacer un pequeño gesto y dibujar una línea curvada en nuestro rostro.  

¡A reírse se ha dicho!






tambien te puede interesar...

0 comentarios